GCVSIYXAPJHDXDVMEBBYOJPUHM.webp

De qué nos habla la pintura

Morandi como excusa

Dissenyat i dirigit per: Agustín Fructuoso

Breu descripció: 

“En la poesia, como en la pintura, el tiempo queda en suspenso”
Antonio Muñoz Molina, suplemento Babelia de El Pais, 25 de
diciembre de 2021.

 

La de la Pedrera no era la primera vez que veia una exposición

de Giorgio Morandi, siempre me ha gustado e intrigado. Ya
sabia que Morandi dejaba que el polvo de su estudio cubriera
los objetos que pintaba y tambien sabia que muchos de estos
objetos eran previamente pintados por Morandi antes de
hacerlo en el lienzo. La diferencia con otras veces en que
habia visto pinturas de Morandi, es que ésta fui consciente de
estar entendiendo algo que durante mucho tiempo habia
intuido, pero que no habia podido asumir concretar como un
pensamiento que reflejara una realidad. Es como si las
famosas frase de Picasso – “no busco, encuentro- y de S.
Beckett- “el artista intenta descubrir el ser que fue antes de
nacer”- adquirieran todo su significado como pensamientos
que subvierten los valores establecidos y los modelos
cronológicos de entender la evolución de un artista y por ende
la história del arte. La afirmación de Antonio Muñoz Molina se
puede aplicar perfectamente a la pintura del Morandi maduro.
Su pintura se nos manifiesta como tiempo convertido en
pausa. Esta pausa es buscada por Morandi por medios
formales como son las composiciones en las que la simetria, lo
horizontal y lo vertical es rara vez molestado por la linea
oblicua, por el color, gamas de tonos suaves, grises, cada vez
más raramente fuertemente contrastados. El dibujo no exacto
en cuanto a su realización según los cánones académicos y en
conflicto con la composición formal de la obra, tambien
contribuye a que se de ese tiempo en suspenso del que nos
habla Muñoz Molina. Pero la novedad realmente interesante
que propone Morandi es que él construye una “escenografía”

que luego usa para realizar el cuadro. Esta escenografia, el
polvo, el pintar previamente algunos objetos, le ayudan a
construir esa imagen que necesita para construir su
personalidad o para recuperarla como propone Beckett.
Morandi al contrario que Picasso busca porque encuentra.
Esta afirmación si no cambia, al menos renueva los
significados de las influéncias de las influéncias en la
evolución de un artista. Cuando la búsqueda es una necesidad
personal real asume conceptos de otros artistas que influyen
en la própia evolución ayudando a construirnos un lugar
mental que ocupar, produciéndose más que una influéncia un
reconocimiento, lo que hace ese artista es algo que aun no
sabemos que es pero que reconocemos como nuestro. Esto
sucede con Morandi, él nace en 1890, una época crucial en la
conformación política de Europa con la creación de creación
de nuevas naciones, desaparición de imperios, la Gran Guerra
del 1914 etc. Al tiempo los cánones artisticos y culturales
académicos son dinamitados en todas sus expresiones ,
literatura – Ulises de Joyce se publica en 1922- teatro- Ópera
de tres centavos, de Bertolt Brecht se estrena en 1928- la
llegada del cine como icono de la modernidad, los ismos
artísticos se suceden de manera vertiginosa unos a otros,
solapándose unos a otros en no pocas ocasiones ,
impresionismo 1874 , neoimpresionismo 1886, modernismo
1890, fauvismo 1905, expresionismo 1905, , cubismo 1906,
abstracción1910, surrealismo 1919, Mhaler a finales de siglo
XIX anticipa la música atonal de Schoenberg a principios del
XX, en danza Isadora Duncan y Nijinsky entre otros renuevan
el lenguaje corporal y jerárquico de la danza clásica, Saussure
pone las bases para los estudios de la lingüística y semiologia
moderna, Levi-Strauss moderniza la antropologia a partir de
enfocarla desde un punto de vista estrusturalista etc, etc. En
definitiva lo que se conoce por mundo occidental se pone
“patas arriba”. Las “revoluciones” artísticas y culturales se
anticipan y predicen a las politicas y sociales y éstas
retroalimentan posteriormente a las anteriores
contribuyendo a una percepción del mundo que resulta

caótica para muchos. Como respuesta a ese “caos” surgen en
los diferentes ámbitos políticos, sociales, artísticos y
culturales, movimientos que propugnan una vuelta a un
cierto realismo como es el caso de la pintura metafísica en
Italia, siendo su máximo exponente Giorgio di Chirico. Otro
exponente de esta vuelta al realismo es la obra de Balthus –
Paris 1908- . Morandi se adhiere por breve tiempo al
movimiento metafisico pero lo abandona para seguir su
búsqueda personal usando del realismo como vehiculo
propicio para esta búsqueda. A partir de aquí su trabajo es
una constante obstinación para crear un espacio físico,
espitirual y mental donde reconocerse como asimismo se
reconoce en pintores anteriores a él, de la misma manera que
posteriormente otros artistas se reconoceran en él e iniciaran
el mismo camino de introspección, ese camino a la inversa, de
vuelta a nostros mismos del que nos habla Samuel Bekett : -
“el artista intenta descubrir el ser que fue antes de nacer”.
Agustín Fructuoso

Activitats: 
 

INFORMACIÓ: 

Inici dimecres 04/05/2022 18:00hs

 

​>> Inscripcions obertes fin al matí del dia04/05/2022
envia'ns un mail a tpkonline@tpkonline.com o visita'ns.

Truca'ns si necessites més informació.

Telèfon: 93·261·28·80 | whatsapp 638 11 90 30

>Número de places limitades.